El confinamiento, un aliado de la ludopatía

El confinamiento, un aliado de la ludopatía

El confinamiento ha afectado a muchos segmentos de la población, entre ellos a las personas que padecen ludopatía. Pese a que el confinamiento se pueda ver como una situación propicia para la desintoxicación de los jugadores, la suspensión de encuentros deportivos no ha acabado con la adicción al juego, sino que la ha espoleado. Según la Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR), la atención psicológica a las personas adictas al juego ha crecido un 50% desde que se decretó el confinamiento el pasado 14 de marzo ¿A qué grupos golpea?

 ¿Qué es la ludopatía?

La ludopatía es una enfermedad mundialmente reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que la define como un “trastorno caracterizado por la presencia de frecuentes y reiterados episodios de participación en juego de apuestas, los cuales dominan la vida del/la enfermo/a en perjuicio de sus valores y obligaciones sociales, laborales, materiales y familiares”. Esta adicción acaba con las finanzas de los jugadores que, sumidos en la espiral del vicio, entran en conflicto con su entorno. Las disputas con familiares y amigos se convierten en algo habitual por culpa del trastorno. En la mayoría de los casos los enfermos quedan asilados, y sin ayuda. Por este motivo se fundaron las asociaciones conocidas como FEJAR y APAL.

La Federación Española de Jugadores de Azar Rehabilitados (FEJAR) y la Asociación para la Prevención y Ayuda al Ludópata (APAL) son los organismos más importantes de tratamiento de la ludopatía en España. Ambos organismos tienen como principal objetivo la prestación de ayuda y tratamiento al enfermo para que pueda salir de la enfermedad. Juan Lamas, director técnico de FEJAR, señala que entre el año 2012 y 2015 se apreció un crecimiento mayor de jóvenes en busca de ayuda para salir de su adicción al juego. En 2015, los menores de 26 años supusieron un 16% de las nuevas acogidas, mientras que antes de la legalización el porcentaje era escasamente del 3,8%. Además asegura que España cuenta con la tasa más alta de Europa de ludópatas entre 14 y 21 años. 

En el caso de APAL, fue un grupo de jóvenes adictos al juego los que promovieron su creación. Mediante testimonios de compañeros que doblegaron a la enfermedad y la terapia psicológica que ofrecen profesionales como Bayta Díaz muchos consiguen erradicar sus impulsos ludópatas.

 

  ¿Cómo han evolucionado las casas de apuestas?

En los últimos años, se ha producido un crecimiento exponencial del número de casas de apuestas en España, con especial relevancia en Madrid.Los negocios de apuestas ofertan múltiples alternativas para captar la atención de sus clientes, entre los que destaca el juego online. Esta innovación relativamente reciente en el negocio permite a los usuarios jugar las 24 horas del día sin salir de casa. Una oferta demasiado atractiva para personas tan impulsivas como los ludópatas, sobre todo durante el confinamiento.  Ese ha sido el principal motivo del repunte de la demanda de atención psicológica durante el confinamiento.

Madrid contaba con 45 casas de apuestas repartidas por toda la comunidad en 2013. Tan solo seis años después, se superaban los 400 establecimientos, un crecimiento cercano al 800%. Las empresas del juego han hecho una gran inversión en publicidad durante esta década. Es habitual encontrar anuncios relacionados con el juego en las marquesinas, buses o edificios. Pero la pequeña pantalla es a donde más dinero se destina. Nueve de cada diez anuncios televisivos en el descanso de un encuentro deportivo son de apuestas.

Para mejorar su imagen, rostros conocidos y afables promocionan a las casas de apuestas. Figuras como el actor José Coronado o el periodista Julio Maldonado “Maldini” ofrecen al espectador una imagen sosegada del juego.

Los jóvenes son su público objetivo, al ser en su mayoría seguidores fieles del deporte, que se dejan influir por la publicidad engañosa y fantasean con lucrarse. Bayta Díaz nos lo explica.

Sin embargo, en febrero de esta mismo año, el gobierno presentó un Decreto para regular la publicidad del juego con más de 100 medidas que afectan a los anuncios publicitarios de apuestas. Estas propuestas actuarán en dos ámbitos principalmente: el horario y el contenido de la publicidad. 

Una de las medidas será la prohibición de la participación de personajes de notoriedad pública en los anuncios o como imagen de la marca. Los anuncios de apuestas serán limitados a partidos en abierto que comiencen después de las ocho de la tarde y hasta las cinco de la mañana. En la actualidad, estas propuestas se encuentran paradas por la situación en la que nos encontramos debido a la pandemia del COVID-19.

 

La psicóloga Bayta Díaz (APAL), explica las consecuencias de que las apuestas estén ligadas al deporte. Elaboración propia.

¿Cúal es su público objetivo?

Las casas de apuestas actúan en consonancia a su público objetivo, por ello, uno de cada cuatro institutos en la Comunidad de Madrid está situado a menos de doscientos metros de una casa de apuestas- recordemos, que es imperativo por ley que haya una distancia mínima de cien metros entre ambos-. Esto implica que la ludopatía se vuelva un fenómeno social y se convierta en una actividad del día a día de los jóvenes, que acuden cada vez más a estos locales al finalizar sus clases.

Sin embargo, los jóvenes no son los únicos que caen en la tentación de realizar algún tipo de apuesta o de participar en algún juego relacionado con el azar. La epidemia del juego se extiende a otros grupos poblacionales como la gente anciana. A continuación, veremos un gráfico que ilustra los juegos que más enganchan a los jugadores según la edad que estos tengan. Así, los casinos saben perfectamente qué tipo de publicidad tiene que ir dirigida a cada segmento de la población.

Para lograr la atención de los más mayores, las empresas de apuestas ingenian políticas de marketing como las meriendas gratuitas. Su objetivo es crear una serie de hábitos dentro del local de juego, como merendar en el Bingo. Los jóvenes son más descuidados con la rutina, y por eso se bombardea su correo electrónico con promociones para partidos o eventos deportivos. Es decir, llevan a cabo diferentes estrategias para hacer que acudan a sus locales personas de todas las edades.

Otra de las características que cumplen los negocios, es que golpean extremadamente a los barrios pobres. Carabanchel, Tetuán, Puente de Vallecas, Usera… Todos ellos barrios donde vive gente de clase media baja, son los lugares donde más casas de apuestas podemos encontrar. Sus vecinos se juegan sus ahorros con el sueño de obtener más y más ingresos. Sin embargo, lejos de conseguirlo, el sueño se desvanece para la mayoría, con un previo despilfarro de dinero…

Mapa representativo del número de casas de apuestas por barrio en Madrid Capital. Manuel Calvente

Noticias relacionadas

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *