Legraffiti


Legraffiti

Ocio en Leganés celebra la I Semana de Ocio y Cultura Localdonde actuaciones, exposiciones y colaboraciones de artistas se impulsan desde el municipio para favorecen la conservación del patrimonio local. La suma de todo esto proporciona una semana llena de ofertas culturales y de ocio tan interesantes como originales, en la que el graffiti es la actividad estrella.

Todo por un objetivo

A través de la ilusión y generosidad de sus habitantes inician esta Semana del 8 al 14 de abril de 2018 en el municipio pepinero. Siete días con más de 50 eventos en más de 25 establecimientos donde se podrá disfrutar de exposiciones de fotografía, eventos de trueque de moda, gastronomía asiática, talleres de poesía, conciertos, jornadas de baile, degustación de productos o arte callejero de estilo propio.

El graffiti favorece el arte urbano de Leganés

Corriendo por los márgenes del arte, delante de la policía 

y con los dedos marcados de pintura. 

Sin más reconocimiento que el de ver, de vez en cuando, 

el paso sincopado de los vagones de un tren estampados con su firma. 

Y que otros artistas, en los muros blanquecinos, 

respeten las paredes donde lucen las mejores obras.

Míriam Rosco (2019)

 

Hoy en día el valor artístico del graffiti está a salvo.  El street art  ha dado un giro artístico y de tendencia. El Ayuntamiento de Leganés reconoce el graffiti como arte, con el objetivo de que los ciudadanos aprendan a valorar su parte artística y vean reconocida la capacidad creativa de los pintores.

Artistas graffiteros como Sonsione

Sonsione es Javier Bullido. El artista que pinta murales en Leganés y el que pintará un nuevo mural para celebrar la I Semana del Ocio y la cultura del municipio. Un joven “pepinero” cuya dedicación principal es pintar murales. En la actualidad, realiza grafitis para empresas, instituciones y otras entidades que requieren sus servicios.

Sonsione nos ha transmitido su contento con el Ayuntamiento de Leganés, aunque sabe que en otros lugares apoyan más la causa, sobre todo fuera de España. “Hemos estado 40 años en una dictadura y vamos más atrás en comparación con el resto de Europa”, asegura el artista. 

Budillo comenta que para ser un buen muralista tienes que estar adaptado para recibir todo tipo de comentarios en la calle; tanto positivos como negativos. Él no pinta para atraer a nadie, sino por un sentimiento personal, el de decorar la zona donde vive. Su temática es variada y colorida e intenta introducir siempre personajes, sobre todo femeninos. 

Podemos encontrar por todo Leganés numerosas obras del artista con la llamada Ruta de los Murales de Sonsione, que dan vida y color al municipio pepinero, concentrando gran parte de sus murales en San Nicasio y centro de Leganés. 

Otras ciudades del sur de Madrid no corren la misma suerte en cuanto a respaldo político: Móstoles es el mejor ejemplo de graffiti censurado. 

El artista Sonsione concede una entrevista a Mediomultimedia/ Mari Carmen


El ayuntamiento apoya el graffitismo

Entrada de la oficina Dejóvenes, en Leganés
Fachada del edificio de la oficina DEJÓVENES (Leganés) /Mari Carmen

El centro DEJÓVENES forma parte del Ayuntamiento de Leganés. Se trata de una ventanilla única dentro del mismo edificio ubicado en la plaza España, que realiza funciones de tramitación de carnés para jóvenes que puedan beneficiarse de utilización de bienes culturales y servicios. 

Desde este centro nos aclaran que, para poder pintar y aprovecharse del programa de graffiti que realiza el Ayuntamiento del municipio, los graffiteros y graffiteras tienen total libertad para pintar lo que quieran, mientras no sea subversivo, estéticamente sea atractivo para la vista y no ataque a ningún colectivo determinado, explica Kiko, trabajador de DEJÓVENES. Por lo que no tienen ningún guion establecido a la hora de elaborar sus murales, solo su libre imaginación y un permiso que tienen que recibir desde la Administración.

El graffiti ha sufrido un notable variación en los años actuales. Pese a que ahora se considera un arte urbano, años atrás solo se limitaba a reflejar el nombre artístico de la persona que pintaba con diferentes formas. Sin embargo, ha pasado a convertirse en un arte muy poco valorado por la connotación negativa que años atrás significaba. A diferencia de Portugal o países del norte de Europa, donde las pinturas graffiteras decoran las calles y son un valor protegido por la ciudad. 

 

¿Y tú, ciudadan@, eres partidario del arte urbano?

Los ciudadanos de Leganés son partidarios del arte urbano en su municipio. ”Se trata de un arte al que se le deberían de dar incluso premios”, ”todo lo que esté hecho para mejorar la ciudad está bien”, nos comentan algunos vecinos y vecinas. 

La gran mayoría está a favor de que los artistas pinten sobre las paredes en blanco murales de gran calidad y que expresen sus pensamientos con ello. Sin embargo, se oponen al vandalismo, aunque algunos sugieren que si el Ayuntamiento diera los permisos necesarios no habría este problema. 

Puede que te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *