¿Cómo se auguran las próximas elecciones europeas?

Este año se vivirá en España, por primera vez, una primavera electoral. Después de elegir a los representantes del Congreso de los Diputados y del Senado el 28 de abril, los españoles volverán a las urnas. En el mismo día decidirán a los alcaldes o alcaldesas de sus Ayuntamientos, a los presidentes de sus Comunidades Autónomas (excepto Andalucía, Cataluña, País Vasco y Galicia) y a los diputados que los representarán en el Parlamento Europeo.

Estas últimas elecciones tendrán lugar desde el 23 de mayo hasta el 26 del mismo mes. Los comicios se organizan de acuerdo a las legislaciones de cada país. Es el propio país el que decide si se utiliza un sistema de listas abiertas o cerradas. En esos días, los diferentes países miembros de la Unión Europea celebrarán sus elecciones. Empezarán a votar los ciudadanos holandeses y terminarán en Italia. En España se celebrarán el último domingo de mayo.

Hemiciclo del Parlamento Europeo
Hemiciclo del Parlamento Europeo. | Foto: Ángela F. Sobral

Este año están teniendo una importante difusión porque muchos ciudadanos no saben cuándo se votará ni a qué partido votar. Según el barómetro del CIS de diciembre, el motivo por el que los ciudadanos no quieren ejercer su derecho al voto se debe a que ningún partido ni ningún político les inspiran confianza (29,7%), que no existe una alternativa satisfactoria (23,5%), a que están hartos de políticas y elecciones (16%) o a que piensen que votar no sirve para nada (15,7%).

Para evitar esta situación apolítica, el Parlamento Europeo ha creado una plataforma para promover una mayor participación electoral. Jaume Duch, Portavoz y Director General de Comunicación del Parlamento Europeo, ha declarado para La Vanguardia que “del resultado de estas elecciones va a depender el futuro de la Unión Europea”. Estos comicios son claves porque los dirigentes comunitarios temen que las fuerzas euroescépticas logren aumentar el número de escaños. Esto provocaría que pudiesen bloquear las decisiones de la Unión Europea. Además, esta será la primera vez que los ciudadanos de Reino Unido no voten, ya que abandonarán la Unión Europea el 29 de marzo de este mismo año.

Con esta campaña se busca que los jóvenes se animen a votar, pues registran los datos más bajos de participación. En las elecciones de 2014, los comprendidos en la franja de edad de 18 a 24 años fueron los que menos participaron (solo el 27%). Según Jaume Doch, “los jóvenes son la parte de la sociedad que menos participa. Esto es paradójico porque si hay unas elecciones que tienen que ver más con el futuro de los jóvenes son las elecciones europeas”.

Según el citado barómetro del CIS, tan solo el 5,5% de los ciudadanos españoles saben con exactitud que las elecciones al Parlamento Europeo se celebrarán el 26 de mayo de 2019.

 

Sin embargo, la mayoría de ciudadanos consideran que votar en las elecciones europeas tiene cierta utilidad para defender los intereses de España. Por un lado, el 22,8% creen que tiene mucha utilidad y el 34,3% bastante. Por otro lado, el 19,9% opinan que tiene poca utilidad y tan solo el 8,2% que no tiene ninguna.

Para contrastar estos datos del CIS, algunos vecinos del Ayuntamiento de Móstoles se atrevieron a contestar a algunas preguntas sobre la celebración de estos comicios y sobre su voto.

Resultados electorales según las encuestas

La actual legislatura empezó en 2014. El Parlamento Europeo ha funcionado por una alianza entre los populares, los socialistas y los liberales. Todas son fuerzas de gran tradición europeísta. Pero desde hace cinco años la política en general, y que afecta directamente al continente, ha cambiado. El brexit, la irrupción de Donald Trump en la Casa Blanca, el auge de la extrema derecha o la influencia de las fake news siguen estando al orden del día y marcan la situación política del momento.

Las últimas encuestas señales que la suma de la extrema derecha (La Liga de Matteo Salvini o la Agrupación Nacional de Marine Le Pen) y la derecha euroescéptica aumentarán de escaños en la Eurocámara, según un estudio del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores (ECFR).

En España, el último barómetro del 2018 señala que el partido más votado sería el Partido Socialista con 19,7%, seguido del Partido Popular con 14,3%. Ciudadanos sería la tercera fuerza (10,6%) y le seguiría Podemos con 6,8%. A pesar de que los resultados son estos, la mayoría considera que el partido que más ha influido en los últimos años en la Eurocámara fue el PP 45,9%, seguido del PSOE (8,3%).

 

Estos resultados auguran que el PSOE ganaría las elecciones europeas por primera vez después de 15 años. Los socialistas superarían en cinco puntos al Partido Popular, que perdería votantes debido a la división de la derecha, especialmente marcada por la irrupción de VOX en el panorama político nacional.

Puede que te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *