Manifiesto hacker: ¡datos del mundo, liberaos!


Mapa de ciberataques en tiempo real/ Fuente: Kaspersky. Creative Commons

 

Cuando Marx y Engels publicaron su famoso manifiesto en 1848 no podían imaginar que casi ciento cincuenta años después éste, hubiera cambiado de forma tan radical los temas de los manifiestos clásicos. Aunque el problema de fondo sigue siendo el mismo. En un mundo dominado por las élites acumuladoras de riqueza se hace necesaria la unión de los oprimidos para liberarse. Ahora en la ecuación marxista debemos cambiar “proletariado” por “información”. Así, en el imaginario de la cultura Hacker se erigen como paladines de una justicia cibernética que aboga por el libre acceso a la cultura.

Ordenador antiguo/Fuente: wikipedia. creative commons

La imagen de los Hackers, o piratas informáticos, ha estado tradicionalmente identificada con la de delincuentes que se valen de sus conocimientos informáticos para robar datos. Atacan sistemas y siembran el caos en la red. Todo cambió cuando en 1987 apareció una publicación en la hoy mítica revista Phrack. El misterioso texto proclamaba la dignidad y el ideario político del colectivo hacker. Hablamos del Manifiesto Hacker. Su creador fue el informático y escritor Blankenshipn, también conocido como The Mentor. Escribió el manifiesto después de salir de la cárcel donde estuvo preso por crímenes informáticos.

A día de hoy este manifiesto todavía es considerado por muchos como la base conceptual de la cultura Hacker. En él se relata una visión panorámica de la sociología, composición y motivaciones existentes dentro de la comunidad hacker. Su objetivo es exponer los orígenes, propósitos y los intereses de la clase emergente responsable de crear el mundo hacker. Busca producir nuevos conceptos, nuevas percepciones y nuevas sensaciones partiendo de datos en crudo.

Sin embargo, en nuestro mundo es muy común asociar la palabra “Hacker” con un “pirata informático”. Aunque no necesariamente debe ser así. Hacker es también aquella persona que no utiliza sus dotes informáticas para hacer el mal. Un hacker es un tipo especial de pensador de la era digital que considera que poner la información al alcance de todos constituye un extraordinario bien.

¿Dónde están sus límites?

El mayor miedo reside en el desconocimiento. A ojos del común de los mortales parecen dioses con conocimientos ilimitados que podrían causar todo mal. Esto nos hace plantearnos, ¿hasta dónde llegan sus límites? Muchos han sido los ataques maliciosos hasta la fecha. En 1988 (en los albores de Internet) un estudiante universitario, Robert Morris, creó el gusano Morris, uno de los peores virus informáticos de la historia que afectó a 6.000 servidores conectados a la red , incluyendo el centro de investigación de la NASA.

Y de 1988 a 2014 cuando Carbanak fue creada para conseguir infiltrarse en la intranet de diferentes bancos de todo el mundo. Finalmente lo consiguió mediante correos electrónicos fraudulentos. Después, el malware se hacía con el control del equipo y el grupo de hackers que lo crean lo utilizaban como punto de acceso a la entidad en cuestión.  Los cibercriminales de este movimiento consiguieron robar cerca de 1.000 millones de dólares en 40 países distintos.

Antes de terminar hemos querido entrevistar a Marta Beltrán, experta en seguridad informática y coordinadora del grado que imparte la URJC en el campus de Móstoles. Dentro vídeo.

Puede que te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *