El crecimiento de chabolas en Leganés

El número de chabolas en Leganés es cada vez mayor. El Ayuntamiento y los servicios sociales de la localidad están en el punto de mira de la oposición y de los vecinos. Desde el Partido Popular denuncian que son cuatro las zonas urbanizables afectadas por esta situación. Sin embargo, no se tienen registros oficiales de la cuantía de personas que viven en ellas.

Inmigrantes sin papeles viviendo en la calle

El Polígono Industrial de la Avenida del Cobre es uno de estos lugares. Hasta allí nos desplazamos para hablar con sus habitantes. Nada más llegar, nos reciben tres hombres de mediana de edad y nacionalidad rumana. Lo primero que nos indican es que no podemos grabarles. Posteriormente,  uno de ellos nos asegura que solo está de visita, mientras que los otros dos afirman que viven allí desde hace casi un año. Todos coinciden en que nunca han recibido ayuda de nadie.

Los tres hombres viven en pequeñas chabolas detrás de la fábrica de Cerveza Mahou. Aseguran que vinieron a España en busca de trabajo. Todavía no han podido regularizar su situación, ya que no les permiten empadronarse, aún teniendo identificación europea (Rumania).

Daniel (nombre ficticio) llegó a nuestro país a través de lo que él llama un “padrino”, que le prometió trabajo, papeles y techo. Estuvo trabajando durante dos meses para él en un lavadero de coches. Cuando este se interesó por su sueldo y contrato, necesarios para obtener el permiso de residencia española, le echó a la calle.

Según explica Daniel, el terreno es de propiedad privada desde hace al menos ocho meses. El dueño de la finca conoce perfectamente de la existencia de dichas infraviviendas. Además, según nos relata, se aprovecha de ellos buscándolos cuando les necesita para trabajar de jornaleros, sin recibir ninguna remuneración. “Como mucho nos da cinco euros, y nos dice que vayamos a buscarlo al día siguiente, pero luego no aparece” comenta Daniel.

Chabolas en estacionamiento Leganés Central. (Foto Luis Souto)

Cruz Roja e Iglesia, pero no servicios sociales

En la Parroquia San Salvador de Leganés los vecinos de la localidad donan ropa destinada a los más desfavorecidos, mientras que Cruz Roja hace trabajo de voluntariado con personas en situación de riesgo. Teresa Rodríguez, voluntaria de Cruz Roja Madrid, indica que se intenta llevar un poco de comida cada diez días a los habitantes de estos sectores. “La calidez humana es fundamental” asegura la voluntaria. 

Para ampliar detalles y saber la opinión de las instituciones sobre esta situación, nos dirigimos al Ayuntamiento de Leganés con varias llamadas, las cuales fueron contestadas con un: “nosotros no tenemos ni idea, te paso con el departamento de prensa”. Incluso llegando a personarnos en las oficinas de los Servicios Sociales, donde no nos han permitido hablar con asistentes sociales, ni acceder a información sobre el tema.

Sede servicio social Leganés. (Foto propia).

Nos comunicamos finalmente con Aitor, miembro de la oficina de prensa del Ayuntamiento. La respuesta oficial que nos dio fue que “no se puede entrar y derribar, ni con policía ni con obras. Nos ampara una orden judicial, ya que, en el caso del Polígono del Cobre, no saben si los terrenos son de la Comunidad de Madrid o de propietarios particulares”.

La alternativa que ofrecen a esta situación es alojar a estas personas en el albergue social de Leganés, donde tendrían una cama, un techo, comida caliente y zonas comunes, donde pueden ver la televisión e integrarse en la sociedad, que “es la única prioridad para ellos”, según prensa oficial. 

Las competencias y las pertenencias 

Desde las oficinas de prensa del Ayuntamiento indican que se desconoce la titularidad de los terrenos. Es decir, que no está claro si los terrenos en los que se encuentran son públicos, bien del municipio o bien de la Comunidad de Madrid, y que, por tanto, no pueden irrumpir en ellos sin una orden judicial que los avale.

Sin embargo, desde el Partido Popular informan que, varios de los terrenos ocupados sí pertenecen al Ayuntamiento. Además, indican que desde el grupo popular se ha denunciado varias veces, sin obtener respuesta. La oposición tuvo acceso a un registro de catastro, en el cual se demuestra que hay cuatro chabolas en terreno del Ayuntamiento de Leganés en Zarzaquemada.

Imagen de catastro zona afectada. Mapa catastro. (facilitado por Grupo Popular).

Se ha intentado acceder al catastro de las zonas que visitamos, pero desde la oficina nos remiten a la web. En el portal se solicitan credenciales para descargar documentos y ha sido imposible acceder a ellos. 

Un problema social como campaña electoral 

El actual Ayuntamiento de Leganés ha declarado a este medio que el problema social de las infraviviendas se está usando con propósitos políticos. Se debe a que hace menos de un mes el ahora candidato por el Partido Popular, Miguel Ángel Recuenco, denunciaba y criticaba este hecho ante la actual administración del PSOE, con Santiago Llorente en la alcaldía.


Concretamente, se refería al área localizada en la Avenida de la Lengua Española de la localidad, donde se encuentra la zona más grande hasta ahora localizada, de la que muchos vecinos han comenzado a quejarse. 

Por otra parte, Carlos Delgado, presidente de Unión Por Leganés, indica que “el Ayuntamiento ha abandonado el tema de la infravivienda. Es inadmisible que en estos momentos haya chabolas en pleno casco urbano”.

MIRAR: Entrevista a Carlos Delgado sobre transparencia

Los vecinos: algunos preocupados otros, no

Celia es vecina y vive próxima al polígono de Calle del Cobre. Afirma que no está nada preocupada. “Hay algunas chabolas, pero eso no nos afecta para nada”, asegura mientras pasea con su hijo. Por otro lado, María Tomás, joven estudiante de la localidad, indica que caminar cerca de las zonas de chabolas le da inseguridad.

Desde que se denunciara la proliferación de las infraviviendas en terreno leganense, han sido varios los medios de comunicación que se han hecho eco de esta noticia. Algunos de ellos afirman que los vecinos están preocupados y alarmados por esta situación, llegando a sentir inseguridad.  También, se quejan de la suciedad que generan en el espacio, y piden al Ayuntamiento medidas contundentes.

 

 

Puede que te interese

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *